Kingdom Hearts III ¿para el 2018?

Según un documento de inversores compartido por la compañía, el año fiscal de Kingdom Heart III será el 2018, por lo que como mínimo tenemos que esperar hasta el 1 de Abril. No quiere decir incluso que tengamos que esperar al año siguiente.

En parte es una mala noticia para todos los fans de la saga, “¿como?, ¿que aún no has jugado?”. No lo pienses más y aprovecha todo este tiempo para jugarla, desde aquí os la recomendamos y os daremos los motivos. Todos en nuestra infancia hemos visto alguna que otra película Disney y nos la hemos prácticamente memorizado, ¿te imaginas que de golpe y porrazo estos mundos desaparecieran?. Pues de esto precisamente trata el videojuego, gracias al poder de las legendarias Llaves Espada, nuestros personajes junto a Pato Donald, Goofy y el Rey Mickey Mouse, deben tratar de evitar la desaparición de estos mundos en los que se incluyen personajes de la saga de Final Fantasy.

Es un juego que consigue completamente adentrarte en su universo de fantasía nada repetitivo ya que como dije nos va introduciendo en diferentes mundos durante el juego, en ellos vamos consiguiendo diferentes llaves espada cada una de ellas con un poder distinto que podremos ir usando según nos convenga en cada universo, argumento, colorido, historia, jugabilidad, música, ambientación, etc, serán los encargados de hacernos llegar hasta el final si hacer de el un titulo cansino como suele pasar con muchos grandes títulos los cuales solemos dejar el videojuego a medio terminar.

Por eso desde mi humilde opinión, no me importa que se retrase si de este modo consiguen hacer una nueva entrega con todas estas características, en los tiempos que corren estamos acostumbrados a ver juegos salir al mercado sin estar precisamente acabados y optimizados, los cuales decepcionan y aburren.

Tetsuya Nomura nos señalaba que “varios de los mundos que componen Kingdom Hearts III siguen en una fase temprana de su desarrollo, así que todavía queda camino por recorrer.” Esperemos con paciencia que lo bueno se hace esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *