Vídeo grabado por un estudiante universitario este sábado en un puerto de Richmond, en Vancouver.

Se puede ver cómo un león marino de un salto desde el agua, agarra de un mordisco por el vestido a una niña que se había sentado en el borde del puerto  y la arrastra al hacia el fondo, al parecer confundió el vestido que llevaba puesto la niña con comida.

Las risas de los curiosos se convierten al instante en gritos y, casi simultáneamente, un adulto que se encontraba junto a ella se lanza inmediatamente al agua a rescatarla. Afortunadamente solo quedó en un buen susto, pero si el animal no hubiera soltado tan rápidamente su presa el desenlace podría haber sido mucho peor ya que se podría haber ahogado .

El vídeo es un excelente recordatorio de que conviene conservar en todo momento el respeto y la distancia con los animales salvajes, por adorables que parezcan.

“No son animales de circo, no están entrenados para estar cerca de seres humanos”, aseguró Andrew Tites, director de la Unidad de Investigación de Mamíferos Marinos de la Columbia Británica en declaraciones a CBS. Según este experto el criterio del experto la causa fue la anteriormente mencionada.