Hemos jugado a Little Nightmares y hemos de decir que nos ha sorprendido, es un juego sencillo, corto, pero indispensable en tu recuerdo.

El videojuego de Tarsier Studios nos pone en el chubasquero amarillo de una niña indefensa y hambrienta que necesita huir de unos terribles seres que la persiguen. Para darle forma a esta aventura de cuatro horas de duración, el estudio apela a muchos de los miedos comunes: la oscuridad, el terror que infunde lo desconocido, los monstruos hambrientos de nosotros y un universo que parece el peor de los demonios.

La ambientación es increible, es sencillo y a la vez hay puntos en los que tienes que comerte el coco, cosas aveces tan sencillas que te hacen decir aquello de…”como no lo ví antes”, la única pega quizás es que teniendo esta orientación de cámara y su efecto 3d, hace que aveces no calcules bien las distancias y tengas que repetir el puzzle, nada que no se arregle pasados 10 min de juego.

Está basado en un ambiente tétrico, de niños esclavizados los cuales al parecer dan por perdida sus vidas, de gente muerta por suicidio y a todo ello nuestra protagonista la cual desentona con su chubasquero amarillo y sus ganas de escapar de todo esto.

El viaje de Little Nightmares es el de una pesadilla. Formalmente, se desarrolla en un espacio entre las dos dimensiones y las tres. Avanzamos principalmente hacia la derecha o la izquierda, hacia arriba o abajo, pero también podemos explotar la profundidad del entorno. Lo haremos para huir de nuestros enemigos, para encontrar mejores escondites y para explorar cada rincón del escenario. Es interesante descubrir cómo Little Nightmares organiza su relato en función de lo que la niña mira, es un videojuego para tomárselo con calma, para explorar y descubrir lo que la cámara de juego no quiere que percibas a simple vista. En una habitación que creemos ya conquistada podemos hacer volar la vista de Six y recoger un retazo de historia que cambia el resto de lo que se nos estaba narrando.

Es acertadísimo el diseño de su protagonista y también el de sus monstruos, pero donde se vuelve sobresaliente es cómo enfrenta el mundo de juego a Six. Pocas veces verás otro mundo como este, uno que es capaz de asustarte simplemente porque ves una cama que es siete veces más grande de su tamaño normal y que adelanta a lo que te vas a enfrentar.

Esperamos que podáis disfrutar de la calidad de sus gráficos en el vídeo que os dejamos y os traeremos el resto de capítulos a través de nuestro canal de youtube.