Sony Xperia XA1, ¿cometiendo los mismos errores?

Sony sigue resistiendo contra sus competidores y si bien es cierto que su catalogo se ha reducido notablemente respecto a años anteriores, sigue intentando presentar móviles que sobre el papel parecen atractivos, ¿pero el precio y el resultado final acompañan?.

En esta ocasión nos presenta un gama media en el que contamos con:

PANTALLA IPS 5 pulgadas con resolución 1.280 x 720 píxeles (294 ppp)

PROCESADOR MediaTek Helio P20 NÚCLEOS 4 x 2,3 GHz (Cortex-A53) + 4 x 1,6 GHz (Cortex-A53)

GPU Adreno Mali-T880 MP2 RAM 3GB

ALMACENAMIENTO 32 GB (ampliables a 256 GB vía microSD)

VERSIÓN SOFTWARE Android 7.0 Nougat

CONECTIVIDADLTE Cat. 6, NFC, Bluetooth 4.2, Wi‑Fi 802.11 a/b/g/n

CÁMARA TRASERA 23 megapíxeles, f2.0, vídeo 1080p

CÁMARA FRONTAL 8 megapíxeles, f2.0, vídeo 1080p

OTROS Radio FM

BATERÍA 2.300 mAh

DIMENSIONES FÍSICAS 145 x 67 x 8 milímetros y 143 gramos

PRECIO 299 euros

 

Lo hemos probado y ya os adelantamos que no se corresponden las especificaciones al resultado final y mucho menos al precio.

En cuanto a la batería reconocemos que estamos hablando de un gama media y no podíamos pedirle más, pero de que sirve tener tan buen hardware si no podemos disfrutarlo por miedo a quedarnos sin carga, por lo que lo describiría como buen móvil para gente que le da poco uso al día pero quiere que cumpla bien su acometido.

Tenemos una pantalla con unos marcos laterales bien logrados y con una forma un poco más rectangular, pero seguimos teniendo esos marcos superior e inferior tan grandes e incómodos que nos presenta Sony desde hace ya demasiados años. También decir de la pantalla que volvemos a tener esa sensación de colores apagados, los cuales tendremos que modificar los ajustes para poder disfrutar un poco mejor de ella y su resolución que se queda en 720p.

Tenemos un buen almacenamiento con la ventaja añadida de poder ampliarlo, un procesador que cumplirá en la mayoría de tareas y 3gb de RAM, en este apartado no encontramos ninguna pega.

Pero en cuanto a sus camaras, son dos sensores que tendrían que brillar y más en un gama media, como siempre Sony en su procesado nos deja un resultado final que en situaciones de baja luminosidad parecen de un terminal con sensores mucho peores, también sucede en situaciones con bastante luminosidad aunque hemos de decir que en este rango de precio si cumple.

En la estética no vamos a decir mucho de ella, si bien en PixelClub opinamos que debería dar un salto importante para volver a meterse en la lucha de las grandes compañías, también hay gente que le resulta aún llamativa y bonita. Si que han mejorado los materiales pasando en esta gama al metal y dejando atrás el plástico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *